domingo, 14 de diciembre de 2014

Chamamé (poema)

Chamamé, palabra-alma,
desde el origen de los tiempos;
nace de la poesía y la plegaria,
del grito y el silencio.

Raíz del insomnio y el sueño,
música que abraza
lo hispano-amerindio
y lo afroamericano
en la comunión y el trance,
en el baile y el canto,
en la rutina y el ensueño.

Se lo escucha bajito
en una reducción jesuítica
y en el tam tam afro
que recrea el latido
del monte y la lujuria,
el pulso del fuego
y el bullicio tímido del agua;
sakupay afrodisíaco y divino,
entre la tragedia y el júbilo,
entre la piedad y el desenfreno.

Chamamé, te quieren definir
pero te resistís indomable
teniendo el sentimiento
de tu libertad insospechada.
Te quieren condenar
a que no experimentes
con tus incontenibles sueños,
con tu arrebatadora fantasía.

No advierten que tu furia interior
está hecha de tradición genuina
y hambrienta innovación,
de búsqueda sin retorno
tras la Tierra Sin Males.

Todo el universo en tu destino,
siendo una parte humilde
de la excelsa creación.
Música salvaje y refinada
que vuelve a sus orígenes
sin abandonar el camino
de los horizontes aún desconocidos.


Poema de Martin Alvarenga

1 comentario: